26 sept. 2011

Asturias innovación en el primer tranvía de hidrógeno de Europa


El hidrógeno, como vector energético, tiene la finalidad de ser empleado para generar energía útil (mecánica, eléctrica o térmica)  en diversas aplicaciones como móviles (medios de transporte), estacionarias (domesticas, generación distribuida) y portátiles (electrónica de consumo, grupos electrógenos)

Recordemos que el hidrógeno no se encuentra libre en nuestro planeta, sino que se extrae del H2O, para extraerlo se necesita un proceso de electrólisis (energía eléctrica en contacto con el agua). Importante es conocer de donde viene esa electricidad ya que al ser sacada de una central nuclear, el proceso "verde" del que hablamos se rompe. Sin embargo el proceso completo de energía eólica, fotovoltaica para conseguir el hidrógeno es idóneo para conseguir un proceso limpio y renovable.


El modelo en período de prueba necesita mejorar, la recarga del vehículo, así como la necesidad de desarrollar unos propulsores más eficientes, que superen los 25 kilómetros que este transporte tiene por velocidad máxima, y que se antojan un poco escasos para la función que ha de cumplir. Sin embargo, sus creadores se muestran muy optimistas y esperan que muy pronto deje de ser un dispositivo de prueba, para pasar el medio de transporte oficial que cubra la línea Llovio – Ribadesella, que es.


El Tranvía H2-Serie 3400 tiene capacidad para transportar a unos 20 o 30 viajeros a una velocidad de 15-20 km/h. Sus principales componentes son 4 motores, 2 pilas de combustible de 12 kw cada una, baterías de ion-litio, supercondensadores y un rack de 12 botellas de hidrógeno. Su funcionamiento se basa en la pila de combustible de hidrógeno, que es el elemento que aporta toda la energía al sistema. Su potencia de trabajo es constante o con transiciones lentas, y son las baterías y los supercondensadores los encargados de aportar la potencia al sistema cuando se requiera más de la que puede aportar la pila de combustible (principalmente durante las aceleraciones). Además, los supercondensadores proporcionan y almacenan la potencia y energía producida en las aceleraciones y frenadas de los vehículos.
En la financiación del proyecto ha colaborado la Consejería de Educación y Ciencia del Principado de Asturias con una subvención asignada a Feve mediante una convocatoria destinada a la ejecución de proyectos de I+D+i durante el periodo 2008-2010. En la parte técnica, FenitRaíl se ha ocupado de la modificación de la unidad 3400 y de su adaptación a los nuevos sistemas instalados, mientras que CIDAUT, centro tecnológico privado experto en tecnologías, ha diseñado el sistema de potencia del Tranvía y su parte conceptual. En la investigación también ha participado el CSIC a través del INCAR (Instituto del Carbón).

Vía: ASTURIAS MUNDIAL

Grandisima innovación de parte de FEVE!! aun no me puedo creer que Asturias mi tierra natal, podamos disfrutar de un primer prototipo de hidrógeno. Esto es sembrar para recojer en el futuro unos buenos frutos
Publicar un comentario