3 oct. 2011

Una hoja artificial para crear hidrógeno.


Hace unos días nos enterábamos del desarrollo que el equipo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) dirigido por el químico Daniel Nocera había presentado un invento que la prensa denominó la hoja artificial. El invento de Nocera es una lámina del tamaño aproximado a un naipe, compuesta básicamente de silicio, níquel y cobalto que reproduce la fotosíntesis. Depositada en un recipiente lleno de agua, esta hoja artificial aprovecha la luz solar para descomponer el líquido en oxigeno e hidrógeno, que escapa en forma de burbujas. Estos gases pueden ser almacenados para que mediante una pila de combustible puedan utilizarse en la producción de electricidad.

Leer en DOMODOS: Pilas PEM (Menbrana de Electrólito de Polímero)


El último número de la revista 'Science' publica el estudio en el que se detalla todas las características del invento que aspira a revolucionar la tecnología solar.

Se trata de un dispositivo muy ligero, fabricado con materiales muy abundantes y de bajo coste, explica Nocera. "Es totalmente portátil: no necesita cables, y no requiere más equipos que el necesario para capturar las burbujas... Dejas caer la 'hoja' en el agua, y empieza a separar el oxígeno del hidrógeno.

La idea es disponer de una fuente de barata de energía renovable para los países en desarrollo", afirma el químico del MIT. "Una 'hoja' mayor, de aproximadamente un metro cuadrado, bañada en agua, podría a abastecer a un hogar de tamaño medio en un país como India.


Publicar un comentario