12 oct. 2011

Submarino Clase S-80 (propulsado por hidrógeno)


Aprovechando el día que los militares desfilan con todo orgullo por las calles de Madrid en el desfile del Día de la Fiesta Nacional. Hoy me centro en el el submarino fruto de trabajo de la compañía española NAVANTIA, que cuenta con un sistema de propulsión independiente basado en células de combustible de hidrógeno.


Su sistema de propulsión será diésel-eléctrico, con generadores diésel, incorporando una plataforma independiente de la atmósfera (AIP), que se basa en una pila de combustible (Fuel Cell) suministrada por las empresas UTC Power (la misma empresa que proporciona las células de combustible a los transbordadores de la NASA) y Abengoa, capaz de ser alimentada con oxígeno e hidrógeno, con unos requisitos de pureza altísimos, que le dará la condición 'anaerobia' para navegar en inmersión. Un motor eléctrico de imanes permanentes moverá una hélice de paso fijo y de especial diseño que anulará las cavitaciones a velocidad elevada. El combustible utilizado será bioetanol. Este bioetanol será tratado mediante un procesador suministrado por la empresa Hynergreen (empresa perteneciente a Abengoa) consistente en una cámara de combustión y varios reactores Coprox intermedios que transformarán el BioEtOH en hidrógeno de gran pureza.

En el min 1:00 explica el funcionamiento del sistema
Entre los gases de deshecho de las reacciones del procesador de bioetanol existe una corriente de altísimo contenido en dióxido de carbono y trazas de otros gases no quemados completamente en la combustión. Esta corriente de gases se mezclará con el agua de mar mediante uno o varios eductores tipo Venturi y posteriormente mediante mezcladores en un sistema de nueva creación denominado SECO2 (o Sistema de Eliminación de CO2), cuyo desarrollo viene dado por la empresa murciana Bionet, y cuya finalidad es disolver las "burbujas" de CO2 en agua hasta niveles de discreción. 
Publicar un comentario