7 ago. 2012

Airbus con pila de hidrógeno en el A320 Fuel Cell



Airbus presenta por primera vez a la faz pública sus actividades con pilas de combustible a bordo de un avión demostrador A320. Las pilas de combustibles son unas de las tecnologías “de cambio escalonado” más prometedoras y Airbus ve un gran potencial de sus aplicaciones en pos de una significativa reducción de las emisiones, del consumo de combustible y del ruido externo. Estas pruebas se enmarcan en los esfuerzos de la compañía por alcanzar y mantener su eco-eficiencia.

El A320 Fuel Cell realizó con todo éxito otro ensayo un sistema de pilas de combustible que entregó energía eléctrica para las bombas eléctricas de impulsión conectadas al círculo hidráulico azul, activando los alerones, el timón vertical y otros sistemas de control del vuelo.

El motor principal no tendrá que ocuparse de este trabajo extra y podrán retirarse los elementos necesarios para tal labor, lo que permitirá compensar el peso que suma la pila de combustible, una pila con una potencia de 90 kW, y que abrirá una nueva era en la reducción de consumos y emisiones del sector.

Visto en: The future by Airbus


De acuerdo con la Comunidad Europea de la industria aérea Comité Asesor de Investigación (ACARE) del 2020 los objetivos medioambientales, la industria aeronáutica reducirá aún más las emisiones de dióxido de carbono del 50%, 80% de reducción de emisiones nocivas, reducir el consumo de combustible del 50%, reducir el ruido externo en un 50%. 

1 ago. 2012

Catalizador bajo coste de nitruro de molibdeno y níquel para extracción de hidrógeno


El hidrógeno ofrece una de las alternativas de energía sostenible más prometedoras a la opción de los ya limitados combustibles fósiles. Pero los métodos tradicionales para obtener hidrógeno puro se enfrentan a grandes desafíos. El agua proporciona una fuente ideal de hidrógeno puro, abundante y libre de los dañinos gases de efecto invernadero que de otra forma surgen como subproductos. La electrólisis del agua, que consiste en dividir la molécula de agua en sus componentes, oxígeno e hidrógeno, requiere aplicar electricidad de una fuente externa y un catalizador eficaz para romper los enlaces químicos.

Para facilitar una reacción eficaz, el catalizador debe poseer una alta durabilidad, una elevada actividad catalizadora, y una gran área de superficie. El platino es muy eficiente para la electrocatálisis, pero su elevadísimo precio, alrededor de 50.000 dólares por kilogramo, y subiendo, hace inviable su uso comercial a gran escala.

Niquel
Los químicos sabían que sería posible modificar la estructura de las nubes de electrones de los átomos de níquel para parecerse a la de átomos de platino, por su inclusión en un compuesto formado de molibdeno y niquel. Un kilogramo de níquel y molibdeno vienen costando respectivamente 20 y 32 dólares.

Molibdeno
No nos olvidemos de que el hidrógeno no es una fuente de energía primaria, sólo un vector energético. La electricidad utilizada para su producción debe venir de algo que no sea el petróleo, tal vez de la energía eólica o fotovoltaica.

Visto en: Kerchak.com


Como catalizador, es casi tan eficaz como el platino. Esto no es suficiente para el cambio tecnológico, pero prometedor. No es suficiente como para ser capaz de celdas de electrólisis o combustible con buena eficiencia.